LIMPIEZA FACIAL PROFUNDA

Dado al nivel de exposición permanente que tiene el rostro a la contaminación ambiental, el clima, el maquillaje y el estrés, la piel sufre una serie de alteraciones como la perdida de vitalidad, luminosidad, aparición de comedones, entre otras, haciéndose necesario realizar protocolos personalizados de intervención de acuerdo al diagnóstico de la piel, tales como:

-Drenaje linfático

-Microdermoabrasión con punta de diamante

-Vaporización

-Extracción de impurezas

-Aplicación de tecnología para minimizar la inflamación

-Aplicación de principios activos.

Para el desarrollo de la limpieza facial se emplean tecnologías como el ‘Skin light’, que incluye medición de la hidratación, antes y después del tratamiento, succión para drenaje linfático y microdermoabrasión, electroporación, fotoporación a través de la máscara de luz led y crioterapia.

De otra parte, previo a un procedimiento antienvejecimiento en rostro, se recomienda llevar a cabo una limpieza facial profunda, de tal manera que se prepare la piel para una mejor absorción, efecto y resultado de cualquier tratamiento.

 

	Limpieza-facial-profunda