Toxina Botulínica

Procedimiento

La aplicación de toxina botulínica es el tratamiento antienvejecimiento número uno en el mundo y, el más efectivo para tratar las arrugas dinámicas de expresión, aquellas que se producen al gesticular o al realizar los movimientos faciales propios de cada expresión.

Su acción específica consiste en relajar el músculo para suavizar los gestos de expresión, elevar las cejas, abrir la mirada y reducir la expresión de cansancio o enojo. Igualmente, es un coadyuvante para la atención terapéutica del bruxismo, la disminución en sudoración excesiva en manos y axilas, entre otros usos.

Marcas empleadas: Botox®.

toxina botulinica facial